Escuadrón

Para estar unas horas con sus pequeños hijos,

Toma la carretera muy de noche, extenuado.

Los desvelos en la obra hacen su travesura

Y en una negra curva se vuelca a la cuneta.

De las sombras emerge un escuadrón de niños.

Sincronizados, raudos, se adueñan del siniestro.

Uno entra a la cajuela. Otro entra a la cabina.

Mientras dos más se ocupan del conductor noqueado.

Por asfixia rematan lo que el choque hizo a medias.

En diez minutos cortos vuelven a la penumbra.

Llegando a casa entregan el botín a un adulto.

Portafolio, laptop, reloj, cartera, gafas.

Sólo guardan para ellos los pequeños retratos

De tres niños sonrientes y su madre burguesa.

A partir de mañana los harán personajes

De la historia de hechizos que ilumina sus días


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes